domingo, 7 de agosto de 2011

SI NO SE TE OCURRE NADA MÁS AGRADABLE DE DECIR, MIENTE

Las palabras no sólo sirven para expresar emociones, también ayudan para distanciarnos de ésta.
Puede ser una valiosa red de seguridad, que protege el corazón de una excesiva exposición, que parcela los verdaderos sentimientos en sílabas forzadas concienzudamente y no en efusiba sinceridad. También pueden ser malinterpretadas inflingiendo heridas al formular en la mente de otro una falsa impresión.
A veces hay cosas que es mejor callarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acontecimiento(s) nuevo(s)