domingo, 7 de agosto de 2011

SON COSAS QUE NO SE OLVIDAN

Cuando has amado tu alma no lo olvida por mucho que sí lo haga tu mente. El amor pasa a formar parte de tu ADN, tu esencia. Es sabiduría y pensamiento arraigados en lo más intimo del corazón y del alma. Y ello puede ser una bendición y una maldición. No hay forma posible de rellenar el vacío, ni tratamiento eficaz contra el dolor persistente de éste, salvo su regreso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Acontecimiento(s) nuevo(s)